LOCALIZA PGJE A DOS JOVENES REPORTADAS COMO EXTRAVIADAS

Tlaxcala, Tlax; 29 de enero 2017.- Bajo el estricto cumplimiento de los protocolos de búsqueda de personas desde el primer momento del reporte de su no localización, la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) ubicó a dos jóvenes de 17 y 19 años de edad, respectivamente, quienes reconocieron haber salido de sus hogares por voluntad propia, por lo que en ningún momento fueron privadas de su libertad.

En primera instancia, la denuncia del extravío de la joven Ingrid N., de 19 años de edad, fue interpuesta por sus padres ante el Agente del Ministerio Público en la Unidad de Atención Integral en el municipio de Huamantla, el 21 de enero.

Los padres, mencionaron que su hija oriunda del municipio de San José Chiapa, del estado de Puebla, acudió la mañana del 20 de enero al estado de Tlaxcala, y desconocían su paradero.

Desde ese momento, se les brindó la atención y orientación necesaria que ameritaba la delicadeza del caso, además de que el fiscal integró debidamente la denuncia bajo los protocolos de búsqueda de personas con los cuales se rige la PGJE.

Posteriormente, la mañana del 26 de enero la agraviada contactó a su hermana y le comentó que se encontraba en la colonia Centro, de la entidad vecina, viviendo en el domicilio de uno de sus amigos; asimismo, su familiar le comentó de la existencia de la denuncia por su extravió, por lo que decidió acudir ante el fiscal tlaxcalteca y resolver su situación.

De esta manera, Ingrid N., se presentó ante el ante el Agente del Ministerio Público de Tlaxcala, donde declaró que salió de su domicilio por problemas familiares, por lo que decidió alojarse en el domicilio de su conocido.

Por otro lado, el 24 de enero, una persona del sexo femenino acudió a las instalaciones de la PGJE, e interpuso la denuncia correspondiente por el extravío de su hija Karol N., de 17 años de edad, quien salió de su domicilio hacía su escuela preparatoria ubicada en la colonia La Loma Xicohténcatl, de Tlaxcala, y ya no regresó.

Inmediatamente, elementos de la Policía de Investigación iniciaron las pesquisas pertinentes; sin embargo, un día después la menor en compañía de su madre se presentó ante el fiscal, al tiempo que declaró que se fue de su domicilio para estar con sus amigos e ingerir bebidas alcohólicas, además de que apagó su celular para que su mamá no la localizara.

Finalmente, ambas indagatorias fueron concluidas por el Agente del Ministerio Público, ya que las desapariciones de las afectadas no estuvieron relacionados en hechos violentos, por lo que no existen delitos que perseguir.

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*